Loading...

Información Emergencias

NORMAS DE SEGURIDAD PARA LOS BAÑISTAS

Escuche y siga los consejos de los guardavidas:

La labor de los guardavidas consiste en prevenir y evitar que toda persona que concurra a natatorios o playas marítimas o fluviales sufra un percance fatal. También están capacitados por sus conocimientos para aplicar un primer auxilio en caso de accidentes.

Advierta cuáles son los lugares peligrosos:

Los guardavidas pueden informarle sobre los accidentes de la playa (desniveles, pozos, rocas, vegetación, etc). No se interne en el río sin consultarlos previamente.

Lugares peligrosos:

1- En el río:

  • Los canales profundos.
  • Los remansos y corrientes, que se arrastran a la persona, alejándola de la costa.
  • Los remolinos.

2- En el mar:

  • El mar en bajante, que tiende a internar a la persona mar a dentro. Si está se encuentra nadando a cierta distancia, le dificulta la llegada a la playa.
  • Las canaletas, que arrastran al imprudente paralela o longitudinalmente a la playa, alejándolo de la misma.
  • Las áreas con formaciones vegetales, que pueden enredar al nadador. Si tropieza con ellas, evite los movimientos bruscos; trate de librarse mediante calmos y lentos y luego nade boca arriba con las manos a la altura de la cintura, lo más cerca posible de la superficie, hasta salir del área de las plantas.
  • La presencia de tiburones. La mejor defensa es la distancia y la mejor de ahuyentarlos es no hacer nada que pueda atraerlos.

Conozca y obedezca las señales de advertencia: 

1- Las banderas:

En la playa los guardavidas disponen de un mástil donde se enarbola una banderita que según su color, indica las condiciones del río o el mar.

  • Celeste:  Bueno
  • Negro y amarillo: Dudoso
  • Negro y rojo:  Peligroso
  • Rojo:  Prohibido Bañarse

2- Las boyas:

En el río identifican el canal principal de navegación. De noche son luminosas.

3- Los boyines:

Indican el lugar donde existe profundidad y hay algo hundido.

No cometa imprudencias: 

  1. Evite bañarse en lugares desconocidos o en playas donde no haya guardavidas
  2. Espere dos o tres horas, aproximadamente, para introducirse en el agua después de haber ingerido alimentos.
  3. Es poco aconsejable permanecer en el agua por períodos mayores de media hora; para niños conviene reducir ese lapso.
  4. Si al entrar al agua siente el efecto de la corriente de resaca, salga inmediatamente pues es peligrosa aún cuando usted sea un buen nadador.
  5. Nunca nade solo por la noche o en aguas turbias.
  6. Si es arrastrado por una corriente marina:
  • Mantenga la calma.
  • Continúe flotando.
  • Trate de pedir auxilio.
  • No intente nadar contra la corriente, pues se fatigaría inútilmente.
  • Nade diagonalmente, siguiendo la dirección de la corriente.

Sepa como rescatar a una persona en peligro de ahogarse: 

Actúe con calma, evitando el impulso natural de efectuar un  rescate heroico. La ayuda  debe brindarse bajo las siguientes condiciones:

  • Busque una soga o mecate y arrójelo a la persona en emergencia.
  • Si localiza una embarcación cerca, llámele la atención y oriéntelo al sitio donde se halla la persona en peligro.
  • Si puede reunir suficientes personas, coordine una cadena humana para rescatar a la persona en apuros.
  • Si usted está en un área controlada pida auxilio a un guardavidas.
  • Si no tiene más posibilidad que ir solo a socorrer a la persona en peligro, tome las siguientes precauciones:
  • Utilice aletas de buceo.
  • Ayúdese con un flotador. Trate de acercárselo a la víctima, pero no permita que esta lo alcance a usted.
  • Manténgase a prudente distancia una vez que le haya dado el flotador.
  • Trate de calmarlo para que se acerque a la orilla o espere la ayuda solicitada.

Reglas a tener en cuenta en los casos de aluviones o crecidas fulminantes:

  1. Manténgase alejado de los cursos de agua naturales, ríos, arroyos u otros canales de desagüe, durante y después de las tormentas con lluvia. El agua baja muy rápidamente de las tierras más altas, provocando el desborde de los cauces naturales en forma de caudalosos torrentes, que arrastran rocas, barro, árboles destrozados, escombros y otros desechos.
  2. Nunca acampe en tierras bajas, puede sorprenderlo una creciente mientras duerme.
  3. Utilice sus mapas, sepa donde se encuentra y, si está en tierras bajas, recuerde que no debe permanecer al pie de un cerro, pues es un lugar muy peligroso.
  4. Conozca la ubicación de tierras altas y como poder llegar hasta ellas en caso de apuro. Recuerde que muchas de las rutas y carreteras corren paralelas a los ríos y arroyos existentes y que pueden ser anegadas por las aguas.
  5. Permanezca fuera de las areas inundadas, el agua puede seguir subiendo y la corriente, por lo general, es muy rápida. Nunca trate de cruzar a pie una corriente de agua que sobrepase sus rodillas.
  6. No intente cruzar un vado con su automóvil, cuando un río o arroyo está crecido. Sea precavido al atravesar un puente, cuando las aguas hayan aumentado considerablemente de nivel.
  7. Abandone vehículos atascados en areas inundadas, cuando pueda hacerlo con seguridad. Las aguas de la inundación pueden ascender y arrastrar el vehículo con sus ocupantes. Los intentos para mover vehículos atascados han provocado muchos accidentes e incluso muertes.
  8. Manténgase alerta ante indicios de tiempo lluvioso, sea por la lluvia en el lugar en que se encuentra o por señales de lluvia (truenos o relámpagos, en las cercanías).
  9. Manténgase tan informaco como pueda, tenga su receptor de radio, permanentemente sintonizado para informarse acerca del desarrollo del tiempo y de las condiciones de inundación en el área en que se encuentre. Si está fuera del alcance de esa información radial, manténgase atento a los indicios de aluviones, tales como aumento en la velocidad del flujo del río, así como el nivel del mismo y la posible aparición de resaca y espuma en el agua. Esté preparado para trasladarse a un lugar seguro.
  10. Alarma de aluviones, en algunas localidades o zonas serranas, donde este fenómeno es frecuente, y que son concurridas especialmente por turistas, se dispone de sistemas para alertar a la población sobre una creciente repentina. Cuando escuche sonar la alarma, diríjase de inmediato a un lugar seguro.

Conozca los dispositivos de la aeronave:

1- Las salidas de emergencia:

Antes de iniciar el vuelo, fíjese en la ubicación de las ventanillas y puertas de emergencia.

  • Si bien varían ligeramente según el tipo de nave, se encuentran a la altura de las alas y en la parte delantera y cola del avión.
  • Están marcadas con letreros en rojo.
  • Se abren hacia adentro.
  • Retirada la puerta o ventanilla, se hace visible una cuerda, en el marco de la misma. Para usarla, se la extiende tirando de ella hasta sentir un tope y se la deja caer hacia fuera del avión.

2- El sistema automático de oxígeno:

En los aviones “jet” existen abastecimientos de oxígeno individuales para casos  de emergencia.

  • Preste atención a las azafatas que explican su uso antes de iniciar el vuelo.
  • Los equipos de oxígeno se ubican en la parte superior delantera del lugar ocupado por cada pasajero.
  • Si se produce un cambio excesivo en la presión de la cabina, la tapa del equipo se abre automáticamente y la máscara queda colgando.
  • En este caso, apague inmediatamente el cigarrillo. Colóquese la máscara sobre la boca y nariz sujetándola con el elástico sobre la cabeza. Respire normalmente hasta que se le indique que la emergencia ha pasado.

3- El chaleco salvavidas:

  • Tire de las correas hacia delante y engánchelas al frente, una a cada lado.
  • Ajústelas hasta que sienta el chaleco bien sujeto al cuerpo.
  • Nunca lo infle dentro de la cabina, pues le dificultaría la salida por las puertas de emergencia.
  • Se infla tirando hacia debajo de las dos perillas que cuelgan de la parte delantera inferior.
  • Si fallara el método anterior, puede inflarlo soplando por los dos tubos negros colocados en la parte superior y a un costado del salvavidas.

Durante una emergencia incotrolable: 

La mayoría de las emergencias aéreas son controlables por la tripulación y solucionadas sin necesidad de informar a los pasajeros.

Cuando esto no ocurra y se le comunique que la nave está pasando por una emergencia, colabore con el personal, comportándose de la siguiente manera:

  1. Permanezca en su asiento, tratando de mantener la calma.
  2. Evite comentarios acerca de lo que usted imagina que está ocurriendo.
  3. Obedezca estrictamente las instrucciones que den los miembros de la tripulación.

En caso de aterrizaje forzoso:

  1. Deben ser arrojados del avión todos los elementos que no puedan ser bien amarrados y que pudieran salir proyectados del mismo al estrellarse.
  2. Apague su cigarrillo.
  3. Aflójese el cuello de la corbata y despójese de cualquier elemento cortante (dentadura postiza, lentes u objetos puntiagudos que lleve encima).
  4. Ponga su asiento en posición vertical y ajústelo.
  5. Verifique que su cinturón de seguridad esté bien abrochado.
  6. Protéjase las piernas y la cabeza con mantas o almohadas a fin de amortiguar golpes y evitar posibles fracturas o heridas.
  7. Adopte la posición de seguridad que indica la figura.
  8. Mantenga esa posición durante las maniobras de aterrizaje hasta que el avión se detenga totalmente.
  9. Salga ordenadamente de la nave, y siempre de acuerdo con las instrucciones que reciba.
  10. Apártese de la nave y permanezca a prudente distancia hasta que los motores se enfríen y el gas esparcido se disipe.

En caso de acuatizaje:

  1. Póngase el chaleco salvavidas.
  2. Siga las normas indicadas.
  3. Al acuatizar sentirá dos impactos: El primero cuando la cola del avión toque el agua y el segundo cuando lo hagan la parte delantera y las alas. Espere a no sentir ningún movimiento hacia delante para desabrocharse el cinturón.
  4. Una vez fuera del avión infle su chaleco salvavidas.
  5. Aborde con calma el bote de supervivencia.

La supereviviencia después del accidente:

Los problemas a enfrentar:

Las decisiones tomadas inmediatamente después de un aterrizaje forzoso son trascendentes. Ellas pueden llegar a significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Si bien los riesgos dependen en gran parte del medio ambiente de que se trate (selva, desierto, montaña, mar, etc.), la situación de supervivencia provoca en todos los casos estados de estrés debidos a la multiplicidad de factores adversos que es necesario enfrentar.

Los principales son:

1- El frío:

  • Frío quieto: Depende de la temperatura. Es el más soportable.
  • Frío con viento: Se pierde más calor que en el caso anterior.
  • Frío en el agua: La pérdida de calor es más rápida y, por lo tanto, más peligrosa.
  • Frío con viento y mojado: Aumenta la velocidad de la pérdida de calor.
  • Frío mojado con congelamiento de ropa: Muerte inevitable.

2- El calor:

  • Calor intenso: Postración y peligro de muerte.
  • Calor intenso al sol: Calambres, shock, insolación y muerte.
  • Radiación solar por exposición o reflexión: Quemaduras graves.
  • Reflejos sobre agua o nieve: Daños a la vista, ceguera

3- La sed:

  • Por falta agua: deshidratación con peligro de muerte. Trastornos emocionales que pueden llevar a la desesperación.
  • Sed psíquicas: provoca suicidios y estados de locura.

4- El hambre:

  • La falta de alimentos no causan problemas inmediatos, ya que el organismo la resiste mucho más que la falta de agua. Sin embargo, se suma como factor de depresión anímica.
  • Envenenamiento por ingestión de recursos naturales desconocidos.

5- Estados de shock:

  • Se producen generalmente por heridas graves que causan dolor agudo, o por emociones violentas.

6- Peligro animal:

  • Los que pueden provocar los tiburones en el mar.
  • Leones, tigres, pumas, etc., en el lugar donde habitan.
  • Serpientes, insectos, arácnidos venenosos, sanguijuelas, escorpiones, mosquitos, etc.

Normas generales de supervivencia:

1- Salvar la vida.

  • Salir rápidamente de un avión accidentado o con fuego, o abordar una balsa en un amaraje exitoso.
  • Evacuar a los imposibilitados y aplicar auxilios médicos de urgencia.

2- Tomarse un período de descanso.

  • Permite clarificar ideas y planificar la acción futura.

3- Determinar si es más conveniente permanecer en el lugar o salir a buscar ayuda. En casi todos los casos es más ventajoso permanecer en el sitio del aterrizaje puesto que:

  • Desde el aire es más visible el avión que un grupo de hombres caminando. Además, cabe la posibilidad de que alguien haya visto caer la máquina.
  • El avión puede proporcionar diversos elementos indispensables, como por ejemplo, material para refugio, fuego y señales.
  • Viajar resulta más peligroso que acampar en condiciones de supervivencia, especialmente en zonas escabrosas.

4- Hacer señales. Si se resuelve esperar el rescate, deben usarse todas las señales posibles para ser localizados.

  • Si funcionara la radio del avión debe transmitirse regularmente aunque no se obtenga respuesta. (De ser posible, hacer funcionar un motor para mantener cargada la batería).
  • La señal de socorro S.O.S. o la del código universal I.C.A.O. pueden construirse en el suelo en medidas de, por lo menos, 2,50 metros, utilizando piedras, troncos, telas, tierra o nieve removida, o, en última instancia, con personas acostadas.
  • Señales de humo (de día) y fuego (de noche). El humo negro es más visible en días claros. Se logra echando al fuego gomas, trozos de tapizados, aceite de motores o trapos engrasados. El humo claro señala mejor en días oscuros. Se obtiene agregando al fuego hojas verdes, musgo o un poco de agua.
  • Señales con espejos.
  • El lugar puede también hacerse visible:
  • Variando todo lo posible su fisonomía habitual.
  • Alineando objetos metálicos que puedan reflejar la luz solar.
  • Desplegando paracaídas.
  • Distribuyendo telas anaranjadas enrededor.

5- Buscar refugio.

6- Organizarse.

  • Es conveniente que se asigne un trabajo a cada miembro del grupo y se nombre un jefe que los dirija. De esta manera se aliviarán tensiones y se cumplirá con todas las tareas.

7- Recoger combustible, alimentos y agua.

  • Recuerde que el agua es aún más importante que los alimentos sólidos para la supervivencia. Si escasea, raciónela de manera de conservarla la mayor cantidad de días posible.

8- Conservar un estado anímico favorable. Para ello tenga en cuenta los siguientes preceptos:

  • Ubíquese geográficamente.
  • Intégrese física y mentalmente a la zona.
  • Recurra a sus conocimientos y habilidad.
  • Aprenda las habilidades básicas.
  • Higienícese.
  • Economice sus fuerzas.
  • No cometa imprudencias.
  • Cuide su salud y su equipo.
  • Trate de vencer el pánico.
  • Confíe en su voluntad y capacidad de vencer.

En buen estado general de salud

Antes de realizar cualquier viaje es necesario un examen clínico completo que le asegure que usted no padece alguna enfermedad específica que pudiera ser incompatible con el clima de la región a la que se dirige, o bien con la forma de vida que planea realizar.

Vacunación adecuada

Consulte a su médico acerca de las vacunas que le conviene recibir de acuerdo con la zona que piensa visitar. Recuerde que:

  • En todos los casos es conveniente estar prevenido contra el tétanos.
  • Es importante la vacuna antitífica (contra la fiebre tifoidea) en los lugares donde se carece de agua potable o no se está seguro de contar con ella.

Buena selección de los elementos de su botiquín

También para la preparación de su botiquín es aconsejable consultar con un médico, ya que los elementos a incluir dependerán en gran parte de las características de la región a la que usted se dirige.

Alimentación adecuada

Su alimentación debe variar de acuerdo con el esfuerzo que vaya a realizar.

  • Si debe conducir durante horas, es preferible que su dieta sea liviana y sin bebidas alcohólicas.
  • Si planifica excursiones que le insuman gran desgaste de energías físicas (largas caminatas, escalada de montañas, etc.), debe llevar una dieta con alto contenido energético.

Tome precauciones con su coche

Además de asegurarse del óptimo funcionamiento de su vehículo, trate de asesorarse sobre el estado de los caminos a recorrer.

Tenga en cuenta que los caminos no pavimentados se tornan peligrosos con las lluvias y ponga el máximo de atención si debe transitarlos en ese estado.

Ingiera únicamente agua potable

La mayoría de las aguas de los ríos y arroyos no son potables y su ingestión es dañina para la salud. Las aguas contaminadas son agentes transmisores de la fiebre tifoidea. A su vez, las aguas pueden contaminar las verduras, frutas, etc. Para evitar esos peligros usted puede:

  1. Portar una reserva de agua potable en bidones. Si esto no fuera posible por lo prolongado de la estadía o por el peso excesivo de la carga, es indispensable utilizar métodos de potabilización antes de consumir las aguas de la región. Con ese fin puede procederse de la siguiente manera:
  2. Utilizar tabletas purificadoras.

O bien:

  1. Hervir agua durante varios minutos y batirla o sacudirla antes de su ingestión.

Conozca los peligros que ofrece la fauna de la región

Es importante que Ud. conozca los peligros del Mal de Chagas y las características de su agente transmisor: La Vinchuca.

La enfermedad de Chagas

La enfermedad de Chagas-Mazza es actualmente la endemia de principal importancia sanitaria en nuestro país. A pesar del avance de la ciencia, todavía no se ha encontrado el remedio ideal para la enfermedad. Las medidas que se pueden tomar para reducir los altos índices de este mal en la población son diversas, pero están todas destinadas a impedir la producción más que a tratar la afección una vez que ha sido contraída.

¿Cómo se transmite?

Es producida por un parásito unicelular microscípico: el Tripanosoma Cruzi. Se lo encuentra en la sangre y en los tejidos de las personas y animales enfermos. Se multiplica en el interior de las células de algunos órganos, por ejemplo el corazón, a los que daña seriamente.

No es contagiosa entre las personas directamente. Se transmite únicamente mediante la intervención de la Vinchuca, de la siguiente manera:

  1. Cuando laVinchuca pica a una persona enferma con el mal de Chagas, absorbe también una gran cantidad de tripanosomas.
  2. Los tripanosomas se multiplican rápida y abundantemente en el intestino del insecto, para salir al exterior con las materias fecales, que se han tornado así vehículo de infección.
  3. La deyección que laVinchuca deposita sobre la piel está repleta de tripanosomas que se introducen en el organismo a través de soluciones de continuidad de la piel (heridas, excoriaciones al rascarse, la misma picadura) o por perforación de las mucosas (ocular, nasal, bucal).
  4. Una vez en la sangre, los tripanosomas continúan su crecimiento y al poco tiempo comienzan a reproducirse en forma extraordinaria y veloz.

Los primeros síntomas:

Los primeros indicios de haber contraído la enfermedad se presentan después de un período de incubación que dura alrededor de una semana. El comienzo de las molestias es súbito, presentando el enfermo:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza y de los músculos del cuerpo
  • Malestar general
  • Inapetencia
  • En algunos casos, inflamación ocular y endurecimiento cutáneo, especialmente en las zonas descubiertas del cuerpo, síntomas ambos de gran valor diagnóstico.

A estos signos sigue un período de latencia, que puede durar años y durante el cual no hay ningún síntoma.

Cuando la enfermedad entra en su faz crónica, sus manifestaciones más evidentes están en relación directa con las alteraciones del corazón.

La vinchuca:

Como todo insecto, es ovípara. Deposita sus huevos en la tierra, en las grietas de las paredes o en otros lugares más o menos ocultos. Se alimenta con sangre humana o de animales de sangre caliente, principalmente domésticos.

Lugares donde habita:

  1. En viviendas humanas descuidadas, con paredes llenas de grietas y recovecos (ranchos o viviendas rurales con esas características).
  2. En gallineros, corrales, y demás lugares habitados por animales domésticos

Zonas abarca:

Se extiende por casi todo el país, pero se observa con más frecuencia en las regiones de clima cálido y seco.

¿Cómo combatirla?

El Mal de Chagas se combate impidiendo la existencia y reproducción de Vinchuca. Para esto se hace necesario:

  1. Conocer a laVinchuca, aprendiendo a identificarla y diferenciarla de otros insectos.
  2. Mantener una vivienda higiénica con paredes y techos sin grietas, rendijas o rincones que posibiliten el refugio deVinchucas. La limpieza periódica ha de alcanzar a depósitos, baúles, muebles, gallineros y lugares en general que puedan resultar propicios al insecto. Es conveniente el uso de modernos insecticidas, cuidadosamente aplicados en todos los rincones y objetos de la vivienda.
  3. Denunciar a la autoridad sanitaria correspondiente la existencia deVinchucas
  4. Facilitar la tarea de los rociadores, colaborando con ellos en todo lo que fuera necesario.
  5. Informar a los vecinos de la necesidad de cumplir con las medidas de higiene y protección indicadas.
  6. Consultar de inmediato al médico en casos de picadura deVinchuca y seguir fielmente sus indicaciones en caso de que éste diagnostique la enfermedad de Chagas.
  7. Ante cualquier duda consultar al médico, quien podrá asesorarle en la lucha contra laVinchuca y controlar periódicamente su estado de salud.

Recomendaciones a tener en cuenta en el manejo de garrafas y cilindros y consumo de gas licuado

Ubicación de los envases

Las garrafas deben ubicarse en lugares ventilados y alejados de cualquier fuente de calor.

Datos a tener en cuenta para la conexión de envases:

Verifique el buen estado de la manguera flexible y de las abrazaderas.

Controle que las perillas de los artefactos (cocina, estufas, etc.) permanezcan cerradas antes de girar el volante de la válvula del envase.

Compruebe que el regulador se encuentre en buen estado. No intente desarmar o modificar el calibrado del regulador.

Para comprobar si existen pérdidas, controle las conexiones con espuma de jabón o detergente y agua. Si aparece una burbuja, significa que hay una pérdida. En ese caso, verifique y ajuste las conexiones y aplique nuevamente la mezcla espumosa. Si la pérdida continúa, llame a su proveedor o a un técnico especializado en gas.

Recuerde: Nunca verifique la existencia de pérdidas acercando una llama al envase. Antes de abrir la llave de paso de cualquier artefacto, tenga listo un encendedor o fósforo encendido.

El gas licuado es inodoro, se le adiciona un olor característico para que en caso de pérdida lo note rápidamente.

En caso de percibir fuga de gas: 

Prevenga el riesgo del Monoxido de carbono (gas que se produce en los procesos de combustión incompleta).

  • Mantenga una adecuada ventilación de los ambientes.
  • Haga revisar periódicamente, sus artefactos.
  • Cierre inmediatamente la llave de paso.
  • Mantenga los ambientes ventilados.
  • No active llaves de luz.
  • Desconecte la llave general de electricidad, siempre y cuando ésta se encuentre alejada del lugar donde se produjo la fuga de gas.
  • Si el gas fugado se inflamase, cerrar la válvula y extinguir con trapos húmedos.

CUIDADOS EN EL HOGAR

Los accidentes domésticos:

Las estadísticas revelan que la mayor parte de los accidentes que ocurren a diario, se producen en el hogar. Sus causas más frecuentes son:

  1. Las caídas (40% del total de accidentes domésticos).
  2. Las quemaduras (24%).
  3. Electrocución.
  4. Heridas y laceraciones con objetos cortantes.
  5. Disparos accidentales de armas de fuego.

Los grupos de edades más afectados son los comprendidos entre el nacimiento a los 5 años y los de más de 65 años. Muchos de los mencionados accidentes ocurren por fallas humanas, tales como:

  1. Falta de protección adecuada en ventanas, balcones, escaleras y terrazas.
  2. Descuido en el uso de artefactos eléctricos y de gas.
  3. Ubicación inadecuada de objetos peligrosos: armas de fuego, medicamentos, insecticidas, raticidas, combustibles, artículos de limpieza tóxicos, etc.
  4. Errores en la enseñanza a los niños. Además de brindárseles la debida protección, deben ser instruidos desde pequeños sobre los peligros que los rodean, de manera que puedan ir aprendiendo a evitarlos.
  5. Descuido en los pisos: pisos rotos, desnivelados, resbaladizos por la humedad o el encerado excesivo, alfombras desgarradas, arrugadas o mal colocadas.
  6. Desorden: muebles y objetos fuera de sus lugares habituales, cajones abiertos inútilmente, objetos filosos y punzantes fuera de sus sitios, etc.
  7. Mala disposición de muebles. Suele darse mayor importancia a la estética que a la comodidad y seguridad y así muchas veces se instalan muebles u objetos decorativos en lugares en los que obstruyen la libre circulación de las personas.
  8. Los ascensores dan lugar a diversos accidentes: Los que tienen puertas enrejadas son peligrosos para los pequeños, que se aprietan los dedos o manos en los barrotes; el desplazamiento de la cabina ha sido responsable de graves mutilaciones; los de cierre automático suelen tener una fuerza exagerada que golpea los cuerpos de las personas, produciendo traumatismos varios.
  9. El descorche de bebidas espumantes, insólitamente, es otro productor de accidentes domésticos.
  10. Negación frente al peligro. La inquietud de algunos médicos y especialistas ante el problema de los accidentes domésticos, no es aún compartida por el público. Una gran mayoría sigue suponiendo que los peligros sólo acechan en la calle o el lugar de trabajo y no toman las debidas precauciones en sus hogares.

Caídas

Entre el 50 y el 80% de las caídas mortales se producen en la casa y ocupan el primer lugar como causa de muerte por accidentes domésticos. La mayoría pueden ser evitadas mediante simples normas en la edificación de las viviendas y algunas reglas que usted y su familia deben tener en cuenta.

Normas en la construcción de viviendas

  1. Las escaleras no deben tener una pendiente mayor de 37° y los escalones tendrán las dimensiones adecuadas (15 cm de altura como máximo y un mínimo de 25 cm de ancho). Se aconsejan pasamanos sólidos.
  2. Los balcones, ventanas y terrazas deben ser cerrados con protectores adecuados de alambre tejido.
  3. Las puertas no se abrirán sobre escaleras o desniveles del piso.
  4. La casa tiene que contar con buena iluminación en general y especialmente en las cajas de escaleras, pasillos y corredores.
  5. Las ventanas se abrirán hacia adentro, así se posibilita su limpieza sin riesgos.
  6. Para su seguridad y de los suyos, asegúrese que las bañeras tengan agarraderas colocadas convenientemente para entrar y salir de ellas.
  7. Es prudente no cerrar con llave la puerta del baño.
  8. Cuando haya pozos, éstos deben estar bien señalizados y tapados correctamente cuando no se usen.
  9. Los calefones deberían ubicarse al aire libre y no en cuartos cerrados como cocinas o baños, para evitar desvanecimientos y quemaduras.
  10. Es necesario incorporar a los edificios un moderno detector de escapes de gas con alarma sonora y luminosa. También existen otros que cortan el pase de gas cuando no se combustiona.

Evite caídas en su casa

  1. Para efectuar la limpieza o reparaciones de los lugares elevados en su hogar, resultan peligrosas, por su poca estabilidad, las escaleras o apoyos improvisados. Es conveniente contar con escaleras de mano, las que deben mantenerse en buenas condiciones de uso y estabilidad. Además, es aconsejable sujetarse con cinchas del tipo de las que usan los lavadores profesionales de vidrios. Así evitará traumatismos y otras lesiones provocadas por una caída.
  2. Recuerde que en el baño se está expuesto a resbalar y caer más que en ningún otro lugar de la casa: pies descalzos, agua y jabón en las manos, en la bañera y en el piso. Para evitar estos percances use alfombras de goma en su bañera. Además no deje a los niños solos en ella.
  3. Utilice productos antideslizantes para encerar sus pisos y trate de mantenerlos secos, especialmente en el baño, balcón y entrada de su casa.
  4. Cuide que sus alfombras y felpudos no presenten desgarrones y que tengan un revestimiento inferior de goma que impida su deslizamiento y asegure su adherencia al piso.
  5. Nunca deje a los niños pequeños solos en lugares elevados ni aún por breves instantes.
  6. Elija cunas de barandas fijas y barrotes suficientemente altos para ofrecer la debida protección.

Quemaduras

Las quemaduras constituyen la principal causa de muerte para todas las edades y en especial para ancianos y niños de 1 a 4 años.

Principales agentes:

  1. Los líquidos calientes: agua y alimentos como leche, sopa, infusiones.
  2. Las cocinas de gas, braseros, estufas y artefactos eléctricos.
  3. La electricidad.
  4. Los combustibles líquidos, ceras y solventes.

Todos estos factores coexistiendo en los ambientes modernos reducidos o habitados por muchas personas posibilitan la ocurrencia de accidentes.

Cómo prevenir las quemaduras

  1. De no contar con calefacción central (única que no ofrece peligro de quemaduras), instale sus estufas en lugares adecuados, lejos del alcance de los niños y del roce involuntario de los adultos.
  2. Prefiera los calefones que poseen termostato para controlar la salida de agua excesivamente caliente, causa frecuente de quemaduras en el baño y la cocina.
  3. Evite manipular o transportar líquidos calientes cerca de los niños.
  4. Las bolsas de agua caliente no son aconsejables. Si a pesar de ello, usted decide usarlas, hágalo a temperatura moderada y asegurándose de la hermeticidad del cierre.
  5. Una mamá que cocina con su hijito en brazos pude ser responsable de un accidente. Es una situación que siempre debe evitarse.
  6. Oriente los mangos de los utensilios hacia la pared, de manera que los niños no puedan alcanzarlos.
  7. Prefiera las sartenes profundas, que impidan que salte el aceite al caer líquidos en ellas.
  8. Los manteles no deben colgar a los costados de la mesa. Muchas quemaduras se producen por que los niños tiran de ellos.
  9. Impida que los menores jueguen con las llaves de gas.
  10. Cuando su hijo esté en edad de entender, enséñele como se enciende un fósforo correctamente, prevéngalo contra el peligro de los líquidos inflamables y explíquele en general los riesgos que entraña el fuego. Sin llegar a atemorizarlo, hágale saber como una llamarada repentina puede herirlo, y que ello ocurre cuando las personas se descuidan u dan origen a situaciones de extrema peligrosidad. Ayúdelo a comprender el significado de “calor” o “caliente”, explicándole entonces los peligros a los que se expone. Este aprendizaje le servirá como experiencia para el futuro.

Principales Causas de incendios domésticos:

Los estudios realizados revelan que las causas más frecuentes de incendios en el hogar son:

  1. Equipo de cocina defectuoso.
  2. El fumar descuidado.
  3. La electricidad mal empleada.
  4. Los niños que juegan con fósforos o llaves de gas.
  5. La manipulación incorrecta de líquidos inflamables.
  6. Almacenamiento de artículos desechables.

Medidas de prevención:

Tome conciencia del peligro

  • Tenga cerca del teléfono, en un lugar visible, el número telefónico del cuerpo de bomberos más próximo.
  • Ilustre a toda la familia sobre la forma correcta de denunciar un incendio:
  1. Indicar emplazamiento, casa, vehículo, edificio, tienda, fábrica, etc.
  2. Localizar el piso, habitación, etc.
  3. Dar el nombre completo de la persona que hace la llamada.
  4. Indicar de qué número telefónico  llama (si se hace de un teléfono público, dar su localización).
  5. Colgar y esperar la confirmación de la Estación de Bomberos.
  • Prevea la posibilidad de vías de escape adicionales para el caso de incendio. Planifique y practique con su familia la mejor manera de desalojar su hogar.
  • Tenga en su casa un extinguidor portátil, mangueras de jardín y linternas.

 

Tome precauciones en su cocina

  • Limpie de grasa toda la hornalla. Esta arde velozmente, pudiendo ocasionar incendios.
  • Guarde los productos inflamables lejos de la cocina y otros lugares con altas temperaturas, para evitar fuego y explosiones.
  • Evite colocar calentadores debajo de las ventanas o en sitios demasiados aireados, ya que el oxígeno es uno de los elementos que posibilita el
  • Asegúrese de que su cocina, estufa o calefón y sus conductos no pierden gas.
  • En caso de sospecha de escape de gas, ventile bien el lugar afectado, no encienda luces o artefactos eléctricos, haga cerrar la llave maestra. Si el olor fuera muy intenso, luego de hacer esto, desaloje la casa y dé aviso a los bomberos.

Sea cuidadoso al fumar

  • Establezca la norma de que no se fume en la cama.
  • El cigarrillo constituye un peligro constante mientras está encendido. Si se traslada a otra habitación apáguelo o llévelo con usted. No lo apoye en los bordes de los muebles.
  • Recuerde que el papel arde con facilidad y que, por lo tanto, las colillas no deben arrojarse en los cestos que los contengan.

 Enseñe y vigile a los niños

  • Guarde los fósforos en lugares altos, fuera de la vista y el alcance de los menores.
  • Los niños no deben quedar solos en la casa. La mayoría de los pequeños que mueren a causa de incendios se encontraban sin compañía en el hogar.
  • Recuerde que casi un 90% de los accidentes de quemaduras en los niños suceden en el área de la cocina; trate de mantenerlos alejados.
  • Tenga los enchufes protegidos con tapas de seguridad para impedir que los niños introduzcan objetos metálicos en las ranuras.

Sea precavido con la electricidad

  • Instale en su hogar un disyuntor. Su función es cortar automáticamente la corriente cuando se produce un cortocircuito.
  • Utilice sólo los artefactos eléctricos que cumplan con los requisitos mínimos de seguridad.
  • Esté atento a cualquier signo de mal funcionamiento (chisporroteo, sobrecalentamiento, disminución de la potencia, sonidos extraños) y haga efectuar sin demora por un especialista las reparaciones necesarias.
  • Cuando los artefactos eléctricos estén húmedos no deben conectarse, usted puede recibir una descarga.
  • Tenga todos sus equipos eléctricos conectados a tierra y verifique periódicamente que no se haya cortado esa conexión.
  • Las amas de casa deben conocer el lugar donde se encuentra el fusible principal y aprender a desconectarlo para poder cortar la corriente cuando se presente alguna irregularidad en el sistema de instalación eléctrica.
  • Cuando deba cambiar los fusibles, reemplácelos por otros del mismo valor; no emplee alambres u objetos metálicos para sustituir el elemento fundido, pues estos son causa de sobrecalentamiento, o aún de incendio.
  • Instale una toma corriente para cada artefacto. Los “triples” pueden sobrecargar los cables y ser causa de fuego o accidentes.
  • Verifique el estado de los cables y enchufes. Los cables corroídos o viejos pueden provocar cortocircuitos. Resulta mucho más seguro reemplazarlos en su totalidad que emparcharlos o remendarlos por tramos. Asimismo deberá evitarse clavar, anudar o aprisionar los cables pasándolos por rebordes de muebles, debajo de puertas, etc.
  • Los equipos de radio y televisión guardan grandes cantidades de electricidad aún estando desenchufados. Manténgalos en lugares ventilados y con las tapas protectoras en su sitio.
  • Evite accionar artefactos eléctricos (afeitadoras, secadores de cabello, radios, etc.) mientras se baña o está en contacto con el agua.
  • Apoye su plancha en un soporte metálico mientras está caliente. No la deje al alcance de los niños.
  • Cuando plancha, especialmente si lo hace sobre el piso de baldosas o similares, párese sobre una tabla de madera o una alfombra de goma como precaución contra posibles descargas eléctricas.
  • Lea y siga siempre las indicaciones emitidas por los fabricantes de los equipos y no permita el uso de artefactos eléctricos a personas que desconozcan su correcto manejo.

Utilice con cuidado los líquidos inflamables

  • Guárdelos en envases metálicos herméticos y lejos de las hornallas de la cocina u otras fuentes de calor.
  • La limpieza de telas con solventes debe realizarse al aire libre o en lugares bien ventilados.
  • Los trapos engrasados pueden arder por combustión espontánea en sitios calurosos o mal ventilados. Elimínelos.
  • Los aerosoles son inflamables. Evite utilizarlos cerca de las llamas o someterlos a calor excesivo. Guárdelos en lugares frescos y no los incinere una vez vacíos.

Trate de no almacenar utensilios de poco uso

  • Deshágase de los muebles rotos, revistas y periódicos viejos. Ellos proporcionan siempre un excelente material para el fuego, más aún si están desordenados.

Los distintos tipos de fuego

El fuego requiere diferentes métodos de combate, según el tipo de material que lo haya provocado.

  1. Sobre combustibles sólidos: el fuego incipiente sobre carbón, leña, muebles, papeles, desperdicios, puede apagarse con agua. Se recomiendan los extinguidores de agua a presión.
  2. Sobre combustibles líquidos: si arden pequeñas cantidades de kerosene, gasolina, diesel, aceites, grasas, pinturas, solventes, es necesario interponer un cuerpo inerte entre el combustible y el aire. Puede actuarse con extinguidores de dióxido de carbono y polvo químico seco.
  3. Sobre instalaciones o motores eléctricos: requieren ser extinguidores con sustancias que no conduzcan la electricidad. Son apropiados los extinguidores de dióxido de carbono y polvo químico seco.

¿Cómo combatir incendios en su hogar?

Si bien siempre es conveniente llamar a los bomberos frente al comienzo de fuego, usted debe conocer algunas normas elementales que le permitan salvar su vida y la de su familia, y en muchos casos, impedir la propagación y la ocurrencia de daños mayores, mientras llega el personal especializado.

Ante cualquier tipo de fuego

  • Absténgase de hacerle frente desprovisto de elementos de combate.
  • Mientras solicita ayuda y busca material para extinguirlo, haga desalojar la casa.
  • Si el fuego se hace incontrolable, no haga más de lo que puede o sabe. Abandone el lugar y espere la llegada de los bomberos.

Cuando se inflama grasa o aceite en la cocina

  • Cierre la llave de la cocina.
  • Cubra el recipiente en llamas con una tapa que le calce justa o sea más amplia.
  • Deje el recipiente en su sitio.
  • No eche agua. Si tiene un extinguidor de bióxido de carbono o polvo químico seco, puede emplearlo.

Cuando arden las ropas de una persona

  • Impídale salir corriendo. El aire aviva las llamas.
  • Hágala acostar en el suelo y que se cubra con las manos la cara y el cuello.
  • Indíquele que ruede lentamente una y otra vez, mientras usted trata de sofocar las llamas con una manta o paño grueso.
  • Cuando el fuego se haya extinguido, traslade al accidentado a un lugar aireado y aplique los auxilios médicos de emergencia correspondientes, mientras espera la llegada del médico.

Llamas en telas, muebles o papeles

  • Improvise un garfio agregándole a un palo un alambre curvo y utilícelo para retirar del lugar cercano a las llamas cualquier otro material inflamable que no haya sido alcanzado por el fuego.
  • Vaya separando de a poco el material inflamado y alejándolo del resto del fuego, tratando de sacarlo de la
  • Arroje agua en el área cercana no incendiada y trate de ahogar las llamas con tierra.
  • Si cuenta con un extinguidor, úselo aplicando el chorro a la base de las llamas.
  • Si el fuego no se ha extendido mucho, pude usar una manta o frazada húmeda para ahogarlo.

5- Cuando se inflaman aceites, grasas o pinturas

  • Retire del lugar del fuego todo otro material que pudiera arder.
  • Reiteramos la inconveniencia de arrojarle agua. Conviene un extinguidor de bióxido de carbono o polvo químico seco.
  • De no contar con el extinguidor apropiado, arroje tierra sobre las llamas o sofóquelas con mantas húmedas.

6- Fuego de gas licuado

  • Si observa un fuego incipiente en una garrafa, trate de cerrar la llave de la misma y aleje los objetos próximos que pudieran arder.
  • Si el fuego continúa, desaloje la casa y llame a los bomberos.

7- Incendio de equipos o cables eléctricos

  • Corte la corriente cerrando la llave general de la casa y pida auxilio a los bomberos.
  • Trate de desconectar el aparato incendiado utilizando un elemento aislante (de goma o madera).
  • Recuerde no usar agua o extinguidores con líquido para este tipo de fuego.
  • Si no cuenta con un extinguidor de bióxido de carbono o polvo químico seco, use arena o tierra.

Como escapar de edificios incendiados

a- Recomendaciones generales

  • Trate de mantenerse sereno y con la mente clara.
  • Actúe con rapidez y coordinadamente.
  • Evite usar los ascensores. Puede ser interrumpida la corriente y usted quedaría atrapado.
  • Cuando actúe personal de rescate especializado, siga estrictamente las instrucciones que se le den.

b- Para la utilización de ventanas

  • Asegúrese de no correr peligro de lesiones graves, caídas de gran altura, hundimiento de claraboyas o techos. Si usted ha planificado y practicado con su familia el desalojo de su hogar, como le aconsejáramos, tendrá la ventaja de conocer exactamente que posibilidades le brinda cada vía de escape.
  • Examine previamente el sitio de la caída.
  • Reduzca todo lo posible la altura que medie, bajando el cuerpo hasta la total extensión de los brazos.
  • Evite chocar el cuerpo con las salientes de la edificación para no lesionarse.
  • En alturas superiores a un primer piso, utilice cuerdas, sábanas o cobijas bien anudadas entre sí y fuertemente ancladas a un agarre resistente.

c- Escape por las escaleras

  • Si debe utilizar escaleras en una edificación en llamas, manténgase pegado a la pared, en donde los escalones son más resistentes, pues la zona central es el punto más débil y susceptible de derrumbes.

d- Precauciones con el humo

  • Si el humo no es demasiado denso y no contiene sustancias tóxicas, tápese la boca y nariz con un paño mojado para evitar que la respiración sea dificultada por partículas grandes en las vías respiratorias.
  • Si el humo es muy denso, avance de rodillas lo más cerca posible del suelo (el aire caliente tiende a elevarse) y con una mano levantada para detectar posibles obstáculos.
  • Si se pierde en una habitación, trate de encontrar una pared y avance a lo largo de ella buscando una puerta o ventana. Hágalo sin demora, pero guardando la calma.
  • Antes de abrir una puerta, determine si ésta se encuentra caliente. En caso afirmativo podría estar señalando la presencia de fuego del otro lado. Analice la posibilidad de hallar otra vía de escape.
  • Si al abrir una puerta nota poco humo y fuego, salga con su familia sin pérdida de tiempo; no se detenga en vestirse o recoger objetos de valor. Tenga en cuanta que en este tipo de emergencia unos pocos minutos pueden ser decisivos.

Incomunicación de ciudades

La interrupción total o parcial de las vías de acceso a una ciudad, trae aparejada una disminución en la disponibilidad de alimentos frescos, combustibles y otros artículos de primera necesidad, pues las ciudades no cuentan con materias primas para auto-abastecerse. Si los medios de comunicación se ven interrumpidos por un lapso prolongado, los habitantes se encontrarán en una seria emergencia por falta de víveres.

Precauciones a tomar:

  • Guarde siempre una reserva de alimentos que puedan conservarse sin deterioro (leche en polvo, conservas, alimentos, alimentos envasados, harina, azúcar, etc.).
  • Calcule su provisión por los menos para dos días, de acuerdo con el número de miembros de la familia.
  • Si su automóvil le es imprescindible, trate de mantener siempre el tanque lleno.
  • Hágalo llenar por la noche, antes de guardarlo. Muchas interrupciones ocurren en horas nocturnas.

Durante la emergencia:

1-Medidas de Defensa Civil:

  • Organización de suministros aéreos cuando las vías cortadas sean terrestres.
  • Apertura de nuevas vías de comunicación.
  • Trabajos acelerados que permitan la reapertura de las carreteras en un mínimo de tiempo.
  • Información exacta y precisa a la población.

2-Normas de comportamiento:

  • Preste atención a las informaciones de los organismos de Defensa Civil.
  • Evite propagar rumores alarmistas o dejarse llevar por ellos.
  • Emplee su automóvil sólo en casos de extrema necesidad. Así evitará largas filas en las bombas de combustible y dejará prioridad a los servicios que prestan labores de utilidad directa a la población.
  • Una vez reabierto el tráfico, no salga de la ciudad a menos que le sea estrictamente indispensable. Contribuirá a evitar congestiones.

En los bebés:

  • No lleve a su bebé a las playas marítimas hasta después de una semana de estar en el lugar de veraneo.
  • Pasado este período de aclimatación puede permanecer en la playa por períodos breves (no mayores a una hora) que se irán extendiendo progresivamente hasta un máximo de cuatro horas diarias.
  • No exponga a su bebé directamente al sol.
  • Como igual puede ser quemado por el reflejo del sol en el agua y la arena, protéjalo con cremas humectantes para bebés.
  • Con los niños mayores a un año, se tendrán las mismas precauciones, pero puede acortarse el período de aclimatación

En adultos y niños mayores:

El tono bronceado en la piel es ansiosamente deseado por los blanquecinos habitantes de la ciudad. La avidez por conseguirlo hace que muchos no sólo nunca lo logren sino que además sufran serias lesiones por quemaduras o insolación y deban interrumpir las exposiciones al sol por el resto de sus vacaciones.

Para tostarse sin accidentes usted debe observar las siguientes normas:

  • Tome sol en forma gradual y progresiva, comenzando por períodos que no excedan los 10 ó 15 minutos diarios.
  • Mantenga siempre la cabeza cubierta.
  • Expóngase al sol únicamente entre las 8 y las 11 y las 16 y 18 horas. Evite en cambio las horas intermedias, ricas en rayos infrarrojos.
  • Recuerde que el tomar sol sin moverse, además de no favorecer el bronceado, ofrece mayores riesgos de insolación y quemaduras.
  • Use cremas protectoras durante el día y cremas hidratantes por la noche.

Los Síntomas de la Insolación:

Es evidente que, de haber seguido los consejos anteriores, usted no tendrá problemas a causa del sol. Sin embargo, es importante que pueda reconocer un estado de insolación. Sus síntomas son:

  1. Coloración intensa de la piel.
  2. Dilatación de la pupila.
  3. Pulso rápido, respiración entrecortada y dificultosa.
  4. Fiebre y dolor de cabeza.
  5. Lengua seca.
  6. En casos graves, pérdida del conocimiento.

¿Cómo tratar quemaduras de sol?

  1. Si es leve y sólo se siente ardor, basta con aplicar alguna sustancia aceitosa.
  2. Si se han producido ampollas o se ha destruido la piel, hay que evitar que se produzcan infecciones:
  • Limpiar la piel alrededor de la quemadura y si la herida se ha ensuciado, lavar con agua hervida tibia a la que se habrá agregado una cucharita de sal (suero fisiológico).
  • Cubrir con gasa esterilizada para evitar el roce.
  • Consultar a su médico.

1- Con Medicamentos

Para prevenir este tipo de accidentes, debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

No se automedique

  • El ingerir medicamentos sin prescripción médica puede hacerle cometer errores. Recuerde que solo el médico está facultado para determinar cuándo es necesaria una medicación y cuál es la más conveniente para cada caso.
  • Si tiene dudas con respecto a la dosis indicada, consulte nuevamente a su médico.
  • Evite consumir preparaciones caseras (infusiones o hierbas de variada toxicidad) cuya composición desconozca.

Tome precauciones con las psicodrogas

  • Recuerde que son incompatibles con las bebidas alcohólicas.
  • Controle rigurosamente las dosis ingeridas. Este tipo de medicamentos puede provocar amnesia, y usted podría olvidar que ya ingirió una dosis.

Asegúrese de no confundirse de frasco o de dosis:

  • Buscar los remedios a oscuras puede inducirlo a errores. Evite esa costumbre.
  • Mantenga correctamente roturados los envases para no dar lugar a que se ingiera un medicamento por otro.

Tenga especiales cuidados con los niños

  • No guarde los remedios en lugares de fácil acceso.
  • Trate de no ingerir continuamente medicamentos en presencia de niños pequeños. Ellos tienden a imitar los actos de los mayores.
  • Cuando deba administrar un remedio a un niño, explíquele brevemente de qué se trata y para que sirve. No lo engañe diciéndole que es una golosina, por que el pequeño volverá a ingerir el medicamento por su cuenta.

2- Con Tóxicos Líquidos

La mayor frecuencia en este tipo de intoxicaciones se registra en la infancia, predominando los limpiadores y pulidores (agua lavandina, detergente, jabón, desengrasante, etc.)

  1. Recuerde que esos productos deben guardarse fuera del alcance de los niños.
  2. Evite almacenarlos en envases de gaseosas u otras bebidas conocidas y familiares para los menores. (También los adultos pueden sufrir intoxicaciones por esta causa)
  3. La aplicación de compresas de alcohol o soluciones boricadas a los pequeños pueden producirles graves intoxicaciones por vía de piel. Evite esas prácticas caseras.

3- Con Insecticidas o Raticidas

En lo posible trate de no utilizar esos productos, especialmente si hay niños en la casa. Cuando su uso sea imprescindible, tome las siguientes precauciones:

  1. Manténgase en envases bien rotulados y con señales que indiquen claramente el peligro.
  2. Ubíquelos en lugares altos y seguros a los que no puedan acceder los niños.
  3. Distribúyalos en horas nocturnas y elimínelos mediante una escrupulosa limpieza antes de que sus niños se levanten.
  4. Impida el contacto de los insecticidas o raticidas con utensilios, ropas, juguetes u otros elementos que manipulen los pequeños.

4- Por Gases Tóxicos

  1. Haga revisar periódicamente sus artefactos a gas por personal especializado.
  2. Aprenda bien el manejo de dichos aparatos.
  3. Adquiera el hábito de verificar el cierre de las llaves de paso de toda la casa antes de irse a dormir.
  4. La mezcla de agua jabonosa o detergente con lavandina para la limpieza, produce gases tóxicos que pueden provocar envenenamiento. Trate de no hacerla.
  5. Evite hacer funcionar su automóvil y otros motores a explosión dentro de la cochera con la puerta cerrada. El gas que despiden es mortal.

El Monóxido de Carbono se produce por la combustión incompleta, originada en la deficiente instalación de los artefactos, o en la insuficiente renovación de aire de los ambientes.

Mantenga la instalación de gas natural en correctas condiciones, con una buena ventilación y haga un uso correcto de los artefactos.

Evitará así el riesgo que representa el MONOXIDO DE CARBONO, una sustancia altamente Tóxica  y difícil de advertir por que no tiene olor, sabor ni color.

INSTALACIONES:

Las instalaciones de gas y la colocación de artefactos deben ser realizados por instaladores matriculados.

ARTEFACTOS:

Instale artefactos que estén normalizados y homologados, con garantía de fabricación y manual de instrucciones.

EVACUACION DE GASES:

Asegúrese de que la chimenea o conducto de evacuación de gases, no esté obstruida o desconectada.

MANTENIMIENTO:

Haga revisar su instalación periódicamente por un instalador matriculado.

VENTILACION:

No obstruya los conductos ni rejillas de ventilación. Asegúrese de que haya entrada permanente de aire exterior.

CONTROL:

La llama debe ser de color azul. Si fuera amarilla llame a un instalador matriculado para su correcta regulación.

 

  1. El organismo no puede actuar con la mayor eficiencia cuando la temperatura y humedad son elevadas. Proceder con lentitud.
  2. Prestar atención a la primera aparición, en el organismo, de los síntomas propios del golpe de calor. Reducir inmediatamente el nivel de actividad, y descansar en un ambiente más fresco.
  3. Comer moderadamente alimentos (como las proteínas) que incrementan la producción del calor metabólico, también aumentan la deshidratación.
  4. Mantener constante el contenido de sales el organismo. A menos que deba cumplirse una dieta restrictiva de sales, ingerir de vez en cuando alguna solución salina, especialmente después de una labor acompañada por copiosa transpiración.
  5. Evitar el shock o conmoción térmica. Aclimatarse gradualmente al tiempo más caluroso; durante los dos o tres primeros días calurosos, actuar cautelosamente.
  6. Variar el ambiente térmico. La tensión física aumenta con la exposición a las temperaturas y humedades elevadas, propias de una ola de calor. Tratar de eludir esas condiciones, por lo menos algunas horas por día. Si no resulta posible lograrlo en el hogar, hacerlo en algún lugar donde haya aire acondicionado.
  7. No exponerse mucho tiempo al sol. Las quemaduras que éste provoca, dificultan la eliminación del calor del organismo.
  8. Usar peinados sueltos que permitan el acceso del aire al cuero cabelludo.
  9. Beber abundante líquido, tanto más lentamente, cuando más fría esté la bebida a ingerir.
  10. Evitar las bebidas alcohólicas.
  11. Usar lentes moderadamente ahumados, para evitar daños en los ojos.
  12. Comer alimentos salados, para reponer la sal eliminada con la transpiración.
  13. Evitar esfuerzos innecesarios.
  14. Proteger la cabeza con un sombrero o mantenerla mojada.
  15. Evitar las aglomeraciones.
  16. No dejar abiertas las cortinas de las habitaciones que tengan acceso al exterior.
  17. Cerrar puertas y ventanas, para mantener fresco el ambiente de la casa.
  18. Usar vestimenta liviana, holgada y de colores claros, que reflejen el calor y la luz solar, ayudando al sistema termorregulador del cuerpo a mantener su temperatura normal.
  19. Al cocinar, utilizar cacerolas con tapas y el fuego más débil posible
  20. Planear las actividades hogareñas para las primeras horas de la mañana o últimas del atardecer.
  21. Si tiene hogar, cerrar el tiraje de la chimenea.
  22. Evitar el uso de aparatos eléctricos que generan calor, tales como calentadores, cocinas, calefones, planchas, tostadoras, etc.
  23. Para conservar mejor los alimentos, evitar que la heladera permanezca abierta durante períodos prolongados.
  24. Tratar que el piso de la terraza sea de colores claros, para evitar la absorción de calor por la vivienda.
  25. Conocer las causas, los síntomas o manifestaciones propias del síndrome del calor y los primeros auxilios que, en cada caso, deberán suministrarse con previo conocimiento.

Recomendaciones a tener en cuenta ante la presencia de tormentas eléctricas o la caída de un rayo:

  1. Quédese a resguardo en su casa y no salga, a menos que sea absolutamente necesario.
  2. Manténgase alejado de las ventanas y puertas abiertas, chimeneas, radiadores de calefacción, estufas, tuberías o cañerías, sumideros, piletas de lavar y artefactos eléctricos que se encuentren enchufados.
  3. Durante una tormenta, no use artefactos eléctricos, tales como secadores de pelo, planchas, afeitadoras eléctricas, televisores, etc.
  4. No use el teléfono; los rayos pueden alcanzar la línea telefónica exterior (aérea) durante la tormenta.
  5. No retire ni cuelgue ropa en los tendederos exteriores, ya sean éstos de alambre o de soga.
  6. No trabaje en cercas, alambrados, líneas telefónicas o eléctricas, cañerías o estructuras de acero.
  7. No use objetos metálicos, tales como cañas de pescar o palos de golf. Quienes practiquen golf, usando zapatos con clavos, son particularmente buenos para ser alcanzados por un rayo.
  8. No trabaje materiales inflamables en recipientes abiertos.
  9. Deje de trabajar en su tractor, especialmente cuando esté remolcando equipos metálicos.
  10. Salga del agua o de los botes pequeños. Los mástiles de los veleros atraen los rayos con facilidad.
  11. Si usted está viajando, quédese en el interior del automóvil. Los automóviles ofrecen una excelente protección contra los rayos.
  12. Busque refugio en el interior de los edificios. Si se encuentra a campo abierto y no hay edificios en las cercanías, la mejor protección es una cueva, zanja o cañada, o bajo grupos de árboles altos situados en los claros de un bosque. Evite permanecer en lo alto de cerros o colinas
  13. Cuando no encuentre ningún refugio, evite los objetos altos del área. Si hay un solo árbol en el lugar, la mejor protección es permanecer agachado, al aire libre, manteniéndose alejado del árbol, a una distancia igual a dos veces su altura.
  14. Evite permanecer sobre rejas de metal, galpones, silos, molinos de viento, o cualquier otro objeto elevado que sea buen conductor de electricidad.
  15. Cuando sienta una carga eléctrica (su cabello se erizará o sentirá un hormigueo en la piel), un rayo está próximo a caer sobre usted. Tírese de inmediato al suelo

Las tormentas eléctricas son peligrosas fundamentalmente por los rayos, cuya acción puede llegar a ser mortal para las personas, así como causar numerosos daños materiales. También pueden provocar estragos las inundaciones y los fuertes vientos que suelen acompañar a las tormentas. Estos riesgos son mayores en los lugares abiertos, como el campo y la montaña.

LOS RAYOS:

Estadísticamente, la más alta frecuencia de las víctimas afectadas por descargas eléctricas corresponde al campo (90%). La distribución es la siguiente:

  • 40% de las muertes se producen al aire libre.
  • 30% en casas.
  • 11% debajo de árboles aislados.
  • 9% en chozas y cabañas.

AGUA

a- En caso de existir escasez:

Particulares: Los pobladores deben almacenar de 10 a 15 litros por persona en recipientes que sean de material resistente y con cierre adecuado para evitar su contaminación por bacterias y agentes físico-químicos. Por ejemplo: pesticidas, hidrocarburos, ácidos, etc.

Centros asistenciales: Deberán proveer una dotación de 60 a 80 litros por persona por día, tomando iguales recaudos que los indicados precedentemente.

Empresas abastecedoras de agua: (Obras Sanitarias Mendoza, Servicios Provinciales de Agua Potable, etc.). Deberán tener acceso a fuentes alternativas de suministros tales como, fábricas de elaboración de alimentos, bebidas, otras industrias y entidades deportivas.

Es necesario prever circuitos alternativos de distribución, para lo cual la empresa deberá tener actualizada y perfectamente estudiada la diagramación de la red, para proceder a rápidas reparaciones y así poder dar solución eficiente a las situaciones que pudieran presentarse. La empresa contará:

b- Contaminación:

Esto es cuando se observa en el agua señales tales como color, olor, sabor y turbidez a través de los sentidos o bien por medio de un análisis de laboratorio en el cual se determinarán además, sustancias no detectables por la vía anterior, pero este último tipo de examen es de escasa posibilidad de realización en un caso de emergencia. Ante esta forma de contaminación debe evitarse consumir agua sospechosa ya que la misma es difícilmente purificable en esas condiciones. Si la contaminación de tipo bacteriológico es producto de la presencia de microorganismos provenientes del medio con que interactúa el agua en cuestión. Estos microorganismos adquieren peligrosidad cuando son patógenos, esto es, que producen enfermedad en el individuo que los ingiere con el agua de bebida y se incorporan a ésta en ocasión de producirse el contacto del agua de bebida con líquidos cloacales, basuras, animales muertos y en general materia orgánica en descomposición. Las medidas que se pueden tomar son: Hervir el agua a consumir por un período de 5 a 10 minutos, o si no se dispone de combustible, se pueden desinfectar con clorógenos, de acuerdo a las indicaciones que en cada caso suministre la autoridad sanitaria.

EXCRETAS

a- Acumulación:

Particulares: Si la acumulación se debe a falta de agua para arrastre o por daño a colectores, se deberá recurrir a la utilización de letrinas.

Hospitales: Si se debe a la falta de agua para arrastre, el Hospital deberá solicitar a la Municipalidad, al servicio de Obras Sanitarias o a los bomberos, agua en cantidad mínima suficiente para el evento. Si se debe a daños en colectoras, deberá solicitar con urgencia la reparación y derivará, de ser posible, el desague a otra conexión de alternativa. También se recurrirá al uso de letrinas, convenientemente desinfectadas. En todos los casos las autoridades difundirán las instrucciones debidas para evitar la incorrecta disposición.

RESIDUOS

a- Acumulación:

Mantenimiento de un servicio de emergencia de recolección. Almacenando en recipientes bien cerrados o embolsados, ubicando unos y otros en lugares fijos y alejados en lo posible de las vivienda, evitando el acceso a roedores y vectores. En caso de no existir servicio de recolección, de ser posible, hacer enterramiento, incineración individual o colectiva en lugares establecidos de común acuerdo de los grupos vecinales y la autoridad municipal. En todos los casos la Municipalidad difundirá instrucciones para evitar la incorrecta o defectuosa disposición de basuras en las emergencias.

VIVIENDAS

a- Destrucción Total:

Población: Luego de producido el daño total, no se debe encender el fuego. Cerrar las llaves de paso de gas y de electricidad  utilizando elementos de aislación e impedir las fugas de gas.

b- Daños Parciales: Será necesario de inmediato detectar y evaluar el daño. En lo posible será necesario comenzar las tareas de recuperación de los locales habituales (apuntalamiento, demoliciones de paredes, etc.).

V- Recomendaciones generales:

El sector de mantenimiento de los hospitales deberá instruirse sobre un rol previamente elaborado Rol de Emergencia, concordante con las  recomendaciones antes sugeridas. Además de las previsiones de supervivencia y subsistencia del caso, tales como alimentos, medicamentos, ropas, la población deberá proveerse de linternas con pilas, radios con pilas y bolsas de plástico para residuos.

Cuando un temporal de invierno lo sorprende en su automóvil:

  • Evitar el sobreesfuerzo y la exposición. El esfuerzo de intentar empujar un auto, palear grandes acumulaciones de nieve y realizar otras difíciles tareas, durante los vientos fuertes, la nieve enceguecedora y el intenso frío pueden causar un ataque cardiaco aún en personas que se encuentran en condiciones físicas aparentemente buenas.
  • Permanezca en su vehículo. No intente caminar para alejarse delViento Blanco. Pronto estará desorientado en la ventisca, sea esta alta o baja.
  • No permita que el pánico lo domine.
  • Mantenga aire puro en su auto. La nieve mojada que se congela y la nieve transportada por el viento, pueden obturar por completo el compartimento de los pasajeros.
  • Cuídese del monóxido de carbono y de la inaniciónpor falta de oxígeno. Opere el motor y el calefactor durante cortos intervalos, dejando abierta la ventanilla que está sotavento.
  • Haga ejercicios físicos. Batiendo los manos y moviendo vigorosamente, de cuando en cuando, los brazos y las piernas, y no permanezca mucho tiempo en la misma posición.
  • Mantenga la vigilancia. No permita que todos los ocupantes del auto duerman al mismo tiempo.

*Viento Blanco: Es un temporal de invierno con fuertes vientos, que arrastra la nieve precipitada o la nieve caída; provocando acumulaciones significativas y reduciendo la visibilidad unos pocos metros.

Reglas a tener en cuenta en temporales de invierno

  1. Adelántese a los temporales de invierno, escuchando los últimos avisos y boletines meteorológicos que el Servicio Meteorológico Nacional emite por radio y televisión.
  2. Verifique el equipo alimentado por baterías antes de que llegue el temporal. Una radio portátil o un receptor de televisión puede ser el único contacto con el mundo exterior, durante el temporal.
  3. Verifique las instalaciones de emergencia para cocinar y las linternas.
  4. Verifique su combustible para la calefacción. Los camiones transportadores de combustible no podrán llegar a usted si un temporal de invierno aísla su área, por la nieve.
  5. Verifique sus víveres, acopie una cantidad adicional. El abastecimiento debe incluir alimentos que no requieran cocción o refrigeración, para el caso de fallas en el suministro de energía.
  6. Prevéngase contra los peligros de incendios, debido al sobrecalentamiento producido por el carbón o petróleo en estufas, hogares y aparatos de calefacción.
  7. Permanezca a resguardo durante los temporales e irrupciones de aire frío. Si debe salir, evite todo tipo de esfuerzos.
  8. No se esfuerce paleando nieve. Es un trabajo duro para cualquiera que no se encuentre en excelentes condiciones físicas, puede producir un ataque cardiaco, una de las mayores causas de defunciones durante y después de los temporales de invierno.
  9. Residentes Rurales: Realicen los viajes necesarios, para abastecerse, antes de que se desarrolle el temporal, pero no durante el mismo; efectúen los arreglos de emergencia para el abastecimiento de calor, en los casos de fallas en el suministro de energía; asegúrese que las estufas y los faroles estén llenos de combustible.
  10. Vístase de acuerdo con la estación. Si permanece mucho tiempo afuera, lleve ropa suelta y caliente en varias prendas, para que puedan sacarse evitando la transpiración y subsiguiente enfriamiento. Las prendas de vestir para el exterior deben ser tejidas apretadas, impermeables y con capucha (que pueda proteger parte de la cara y la boca). Recuerde que el aire retenido, aislado y calentado por el cuerpo, es la mejor protección contra el frío.

En período Invernal, la neblina, la lluvia, la nieve, el viento blanco reducen la visibilidad sobre el camino.

  • Reduzca al máximo la velocidad.
  • Encienda las luces.
  • Busque un punto de referencia para no perder la huella.

En Período Primaveral, los reflejos solares y la radiación solar son más fuertes en la Cordillera, por lo cual lleve lentes oscuros y úselos cuando sea necesario.

Si debe transitar en caravana por condiciones climáticas, trabajos en la vía, obstrucción de la calzada por avalanchas o rodados:

  • Reduzca la velocidad a la misma de la caravana.
  • Mantenga doble distancia con el vehículo que va delante, lo que le permite maniobrar con espacio y seguridad.
  • Mantenga las luces encendidas.
  • En hielo o nieve evite usar el freno. Reduzca velocidad con caja de cambio, soltando muy suave el embrague.

Si su vehículo patina

  • No se asuste, mantenga la calma.
  • Gire el volante en el mismo sentido del patinazo.
  • No utilice pedal de freno, golpéelo en forma suave e intermitente.
  • No acelere o desacelere en forma brusca.
  • Ante cualquier riesgo de perder el control del vehículo, busque el interior del camino, lado del cerro y afirme contra el cerro.

Si al transitar se encuentra con un alud o deslizamiento de lodo y piedras que obstruya el camino, no trate de pasar por la orilla, aléjese fuera de la línea de deslizamiento, espere un lugar seguro, avise a los que van tras suyo, detenga el tránsito. Enviar aviso a Defensa Civil.

Si es atrapado su vehículo por una avalancha de nieve o deslizamiento de lodo y piedras

  • Si tiene teléfono avise a Defensa Civil
  • Baje dos o tres centímetros el vidrio de la ventanilla.
  • Corte el contacto, sin sacar las llaves.
  • Tiéndase boca abajo en el asiento.
  • Cálmese, no gaste energía, respire suave.
  • Al sentir patrullas de rescate, ayude tocando bocina o golpee contra partes metálicas del vehículo.

En los caminos de montaña, siempre se encuentra Maquinaria pesada en Operación de Despeje de Nieve o Conservación del camino.

  • No se acerque a menos de 50 metros.
  • Deténgase, haga señales de luces para que lo vean.
  • Espere que el Operador de la Maquinaria salga de la calzada, detenga la máquina y mediante señales de luces y otra señal inconfundible le indique pasar.

 

 

Antes de Conducir:

  1. Haga revisar su vehículo, en especial la dirección, luces, sistemas de encendido, batería, neumáticos, sistema de frenos, limpiaparabrisas, sistema de calefacción y sistema de combustible.
  2. Lleve cadenas de seguridad, para colocar sobre ruedas.
  3. Asegúrese que las balizas, cuarta de arrastre, cuñas, etc., se encuentren en perfectas condiciones de uso.
  4. Use líquido anticongelante en el radiador, asegurándose que su nivel sea correcto.
  5. No transporte carga excesiva o mal estibada, el hacerlo puede ocasionar la pérdida del control de su vehículo.
  6. Revise el sistema de lubricación y use aceites especiales, para condiciones de bajas temperaturas.
  7. No ingiera bebidas alcohólicas, ni siquiera en pequeñas cantidades. Recuerde que la conducción y el alcohol son antagónicos.

Durante la Conducción: 

  1. Circule a velocidad moderada. Tenga en cuenta el estado en que se encuentra el camino.
  2. Acate, estrictamente, las disposiciones de las señales viales.
  3. Conserve la distancia de frenado con respecto al vehículo que lo precede. Tenga en cuenta que, al conducir en la nieve, es preferible que esta distancia sea mayor que en condiciones normales.
  4. Mantenga siempre limpios todos los cristales de su vehículo.
  5. Deje siempre una ventanilla, por lo menos, sin cerrar totalmente, para evitar los posibles efectos del monóxido de carbono.
  6. No acelere ni frene con violencia. Recuerde que, para el frenado sobre nieve o hielo, necesitará mayor espacio que el habitual.

En caso de quedar atrapado dentro de su vehículo por causa de un temporal o bloqueo: 

  1. Permanezca dentro del mismo, encendiendo el motor a intervalos regulares, para mantener la temperatura interior.
  2. Mantenga el automóvil cerrado, pero con ventilación suficiente para no impedir la renovación del aire.
  3. Procure mantener el techo limpio de nieve, para que sea visible desde algún medio aéreo.

MENDOZA ES UNA ZONA DE ALTO  RIESGO SISMICO 

REGLAS DE SEGURIDAD

ANTES DEL TERREMOTO:

  • Todo padre o jefe de familia tiene responsabilidad de organizar la autoprotección de la familia.
  • Todos deben aprender a practicar primeros auxilios (fracturas, hemorragias, quemaduras, asfixia y partos).
  • Detectar la ubicación y el funcionamiento de llaves interruptoras generales de los servicios de electricidad, gas y agua.
  • Disponer en su vivienda en todo momento, una linterna, una radio a pilas (blister con pilas para elementos anteriores) y un botiquín de primeros auxilios.
  • Pensar como apagaría un incendio originado por el terremoto.
  • Mantener al día la vacunación de todos los miembros de la familia.
  • Eliminar de la vivienda toda sustancia o líquido peligroso.
  • Fijar los muebles pesados y objetos peligrosos.
  • Establecer cuales son los lugares seguros dentro y fuera de la vivienda.

DURANTE  EL TERREMOTO:

En una  vivienda sismorresistente

  • Ubíquese en lugares seguros donde haya menor probabilidad de recibir objetos que puedan caerle encima (debajo de dinteles, mesas, etc.) y espere que cese el terremoto.
  • Mantenga la calma y trate de infundirla a los demás.
  • No encienda fósforos ni velas, podría provocar incendios por pérdida de gas. Utilice linterna a pilas.

En un edificio de altura

  • Mantenga la calma y trate de infundirla a los demás.
  • Permanezca en el edificio, alejándose de paredes exteriores, ventanas, balcones y muebles con vidrios.
  • Evite las escaleras, que son una de las partes más vulnerables de una construcción.
  • Refúgiese debajo de muebles resistentes y debajo de vigas fuertes, en rincones interiores o en los umbrales de las puertas (siempre que en la parte superior no tengan vidrio).
  • No utilice el ascensor.
  • No encienda fósforos ni velas, podría provocar incendios por pérdida de gas. Utilice linterna a pilas.

Mientras guía su automóvil

  • Detenerse en un sitio alejado de puentes, columnas, árboles, etc. Y permanezca dentro del auto mientras dure el sismo.
  • Mantenga la calma, el automóvil es un lugar seguro.

En un lugar al aire libre

  • Mantenga la calma.
  • Permanezca alejado de edificios, construcciones y cables de electricidad.

En un lugar de alta concentración de público

  • Mantenga la calma, evite el pánico.
  • Protéjase entre asientos u otra defensa que exista.
  • Una vez cesado el sismo, abandone el lugar y diríjase a un sitio seguro.

DESPUÉS DEL TERREMOTO

  • Colóquese calzado.
  • Diríjase a una zona de seguridad externa.
  • Verifique si usted o la gente de su alrededor está herido.
  • Practique los primeros auxilios si es necesario.
  • Controle si se han producido incendios o situaciones que pudieran provocarlos.
  • Si las instalaciones de gas y electricidad han sido dañadas, mantener cerradas las llaves principales hasta tanto se subsanen los desperfectos.
  • Si se han derramado productos inflamables u otras sustancias peligrosas, se deben limpiar de inmediato.
  • No toque las líneas de energía caídas.
  • Use el automóvil lo menos posible. Conduzca con cuidado.
  • Utilice el teléfono lo imprescindible.
  • Compruebe si hay personas atrapadas o desaparecidas, busque ayuda para el rescate en el Delegado de Manzana.
  • Infórmese de los daños por medio de una radio y escuche las instrucciones que emite Defensa Civil.
  • Si no hay agua, use el depósito del baño, o hielo derretido de la heladera.
  • Participe junto al Delegado de Manzana en las tareas de salvamento y atención de la emergencia.

Lugares que deben evitarse:

  1. Cursos de agua naturales y piscinas (El agua es una excelente conductora de la electricidad)
  2. Cobertizos y galpones.
  3. Arboles aislados.
  4. Colinas y cimas de montañas.
  5. Cercas de alambre, tuberías, oleoductos y torres de electrificación.
  6. Lugares en donde se aglomere ganado.

Lugares que proporcionan buen refugio:

  1. Bosques.
  2. Valles profundos.
  3. Automóviles. El rayo no afecta el interior de un automóvil, pero debe tenerse la precaución de detener la marcha para evitar posibles accidentes per podrían ocasionarse por la ceguera que produce la luminosidad de un rayo o corta distancia.

TORMENTAS ELECTRICAS EN LA MONTAÑA:

La cima de la montaña es uno de los lugares más peligrosos durante una tormenta eléctrica. Para no ser sorprendido en esas circunstancias, es importante que usted pueda detectar los síntomas previos a la tormenta.

Son indicios de la proximidad de una tormenta:

  1. Lluvia torrencial y copiosa
  2. Observación de relámpagos y truenos.
  3. Una tensión particular de la atmósfera.
  4. Enrarecimiento del olor del aire.
  5. Erizamiento del cabello.
  6. Un sonido especial de los objetos metálicos y puntiagudos, al que se denomina “canto del piolet”.

Los daños que produce un rayo al caer no se limitan al aspecto físico. Las personas pueden verse también gravemente afectadas por el impacto emocional que provoca la descarga. Esos daños psicológicos (que pueden llevar al shock o a la conmoción), son menores si se espera la caída y se actúa en consecuencia.

Que hacer si lo sorprende una tormenta eléctrica:

  1. Dejarse mojar la ropa totalmente. Es preferible mantener húmedas las prendas de vestir, ya que éstas son mejores conductoras de la electricidad que las ropas secas.
  2. Desprenderse del equipo y alejarse de él.
  3. Separarse entre sí los individuos que componen el grupo. Las personas deben permanecer a no menos de 25 ó 30 metros de distancia unas de otras.
  4. Acostarse en el suelo boca abajo.

PRIMEROS AUXILIOS EN CASO DE LESIONES CON RAYOS:

El rayo es una descarga eléctrica semejante a la que podría provocar el contacto con un cable de alta tensión. Los daños que produce, son, por lo tanto, los del electrocutamiento, debe actuarse de inmediato de la siguiente manera:

  • Practicar la respiración artificial. Aplicarla durante, como mínimo, 4 horas y mantenerla hasta que el herido sea puesto en manos de un médico.
  • En caso de paro cardiaco, masaje cardiaco.
  • Trasladar al accidentado al centro de emergencia más cercano.

ANTES DE LA TORMENTA

  • EVITE CONSTRUIR EN ZONAS BAJAS.
  • SI VIVE EN ZONA INUNDABLE, TENGA COMPUERTAS DE MADERA O BOLSAS PLASTICAS CON ARENA PARA CONTROLAR EL INGRESO DE AGUA EN SU VIVIENDA.
  • COMO ALTERNATIVA CONSTRUYA UNA PARED O BORDE DE DEFENSA.
  • MANTENGA SU TECHO EN CONDICIONES, LIBRE DE HOJAS Y BASURA CON UNA BUENA IMPERMEABILIZACION.
  • CUIDE DE NO INSTALAR EQUIPOS ELECTRICOS EN LOS SECTORES BAJOS DE SU VIVIENDA.
  • GUARDE EN LAS PARTES ALTAS DE SU CASA UNA RESERVA DE ALIMENTOS Y AGUA POTABLE.
  • CUENTE CON FUENTES DE ILUMINACION DE EMERGENCIA EN SU HOGAR

DURANTE LA TORMENTA

  • MANTENGA LA CALMA.
  • MANTÉNGASE EN UN LUGAR PROTEGIDO, YA QUE EN EL EXTERIOR PUEDE CORRER RIESGOS POR LA CAIDA DE RAMAS, CABLES, CHAPAS DE TECHO, ETC. O PUEDE VERSE AFECTADO POR LA CORRENTADA.
  • SI DEBE ATRAVESAR UNA CORRIENTE DE AGUA, HÁGALO SI NO SUPERA LA ALTURA DE SUS RODILLAS.
  • SI DEBE EVACUAR SU VIVIENDA, DIRIGASE A UN LUGAR ALTO Y SEGURO.
  • SI VIAJA EN SU AUTOMOVIL EVITE CRUZAR VADOS POR DONDE ESCURRE IMPORTANTE CANTIDAD DE AGUA.
  • SI AL ATRAVESAR UNA ZONA INUNDADA SE “QUEDA” SU AUTOMOVIL, NO PERMANEZCA DENTRO DE EL Y DIRIGASE A UNA ZONA PROTEGIDA Y ALTA.
  • EVITE CON SU AUTOMOVIL CRUZAR PUENTES CUANDO EL AGUA SE HALLE CERCA DEL BORDE SUPERIOR, YA QUE PODRIAN ESTAR AFECTADAS SUS BASES

DESPUES DE LA TORMENTA

  • RECUERDE QUE LOS ALIMENTOS QUE ESTUVIERON EN CONTACTO CON EL AGUA PODRIAN ESTAR CONTAMINADOS. EVITE INGERIRLOS.
  • SI NO TIENE AGUA CORRIENTE, HIERVA EL AGUA DE CONSUMO DURANTE 15 O 20 MINUTOS ANTES DE BEBERLA.
  • CONSULTE AL MEDICO SI DETECTA LA APARICION DE FIEBRE, DIARREAS, DOLOR DE ESTOMAGO U OTROS SISNTOMAS.
  • ELIMINE ANIMALES MUERTOS Y LA BASURA PARA EVITAR EPIDEMIAS.
  • LOS EQUIPOS ELECTRICOS DEBEN ESTAR PERFECTAMENTE SECOS Y LIMPIOS, ANTES DE PONERLOS NUEVAMENTE EN FUNCIONAMIENTO.
  • ACATE LAS INDICACIONES DE DEFENSA CIVIL.

Medidas a tener en cuenta si se produce un Viento Zonda

  1. Cierre su casa lo más herméticamente posible, para evitar la entrada del aire seco y caliente del exterior. Tape con trapos húmedos todas las pequeñas aberturas, como ser: marcos de puertas y ventanas.
  2. En casos extremos, trate de aumentar artificialmente la humedad del medio ambiente interior de su casa, mediante rociado o regado del piso y paredes.
  3. Evite realizar esfuerzos y no se excite. Si es hipersensible a este meteoro, consulte previamente al médico.
  4. Trate de reducir al mínimo su permanencia en el exterior, evitando exponerse a la radiación solar por mucho tiempo. Suele ser aconsejable tomar duchas de agua fresca.
  5. Evite la inhalación del polvo suspendido en el aire que arrastra el viento y protéjase los ojos. Evite tocar objetos metálicos: su cuerpo puede producir incómodas descargas de electricidad estáticas.
  6. Sea precavido cuando se encuentre lugares descubiertos. Por momentos, las fuertes ráfagas del viento zonda pueden arrancar chapas, tejas u otros objetos de los techos y ser arrojados con fuerza a grandes distancias.
  7. Manténgase alejado de los árboles grandes y frondosos de madera frágil; la fuerza del viento puede quebrar algunas de sus ramas y arrojarlas sobre usted.
  8. No estacione su automóvil bajo los árboles. Instale descargas a tierra.
  9. Si conduce extreme la precaución
  10. Sea precavido con el manejo de materiales inflamables y elementos que pueden provocar chispas o fuego, ya que la sequedad del ambiente durante la presencia del viento zonda eleva la posibilidad de incendios. Asegúrese de apagar completamente la colilla del cigarrillo antes de arrojarla.
  11. Planifique las construcciones en función de la ráfaga máxima estadística para su zona. Prevea los equipos de aire acondicionado con humificadores de ambiente.
  12. Planifique la forestación en forma tal que reduzca los efectos del zonda. Existen estudios micrometeorológicos sobre el comportamiento del viento cercano a la superficie de la tierra.
  13. En muchas regiones del mundo, se postergan operaciones quirúrgicas ante la inminencia de este tipo de vientos.
  14. Evite volar, especialmente con aeronaves de pequeño porte: Si lo sorprenden en vuelo las ráfagas, eluda las zonas sotavento de obstáculos orográficos, la turbulencia puede ser severa y generar fuertes corrientes descendentes.

¿Cómo prepararse ante una posible erupción volcánica?

En períodos de quietud volcánica, si usted vive en zonas de influencia, deben elaborase planes de contingencia, de posible evacuación parcial o total  y otras medidas preventivas que garanticen la supervivencia de las personas y sus bienes materiales, y en general todo el sistema  ecológico. Por eso usted deberá estar en permanente comunicación con los organismos de socorro, prevención y atención de desastres.

Medidas de prevención en su casa

  1. Procure residir en la zona de menor amenaza. Esta zona la conocerá en su Junta Municipal de Defensa Civil.
  2. Mantenga almacenada agua potable y alimentos no perecederos, para disponer de ellos al momento de una eventual evacuación.
  3. Cubra los depósitos de agua para evitar que se contamine con la caída de cenizas.
  4. La acumulación de material volcánico sobre los techos planos o de poca inclinación es factible que provoque su derrumbamiento. Este riesgo aumenta si se presentan lluvias porque el agua aumenta el peso de los materiales  sobre los techos.
  5. Mantenga con usted sus documentos de identificación.
  6. Identifique, con un lampazo pegado al cuerpo a los miembros de su familia, especialmente a los niños, con su nombre, apellidos, tipo de sangre y otros datos personales para evitar extravíos.
  7. Éste atento a las sirenas (campanas, bocinas, pitos, etc.). Ellas pueden  avisar que el peligro de la erupción es inminente.
  8. Mantenga una radio de pilas y sintonícelo para recibir información que le sea útil en la emergencia. Mantenga un maletín de primeros auxilios y una linterna en buen estado con pilas nuevas.
  9. Debido a que las explosiones del volcán pueden causar ondas de aire o de choque que puedan romper los vidrios de las ventanas, coloque cintas adhesivas que impidan la caída violenta de los mismos.
  10. Recuerde que el centro de la casa es el lugar más seguro contra los rayos y fragmentos de vidrios o piedra.
  11. Esté alerta a las instrucciones que den las autoridades.

Para sus animales y cultivos

  1. Aleje a loa animales de las zonas próximas a los ríos y de los lugares en donde cae cenizas.
  2. Mantenga pastos, agua y demás alimentos y reservas para sus animales
  3. Evite tener cultivos en las riberas de los ríos.
  4. Siga las recomendaciones de las autoridades agropecuarias.

¿Qué hacer en el momento  de la erupción?

Ante  todo, conserve la clama, evitando el pánico. Durante una erupción, si está muy cerca del cráter, aléjese   del volcán, no vaya hacia a él. También aléjese de los valles y de los ríos: por allí podrían bajar flujos de lodo o lava.

Reúna rápidamente a su familia, especialmente a los niños y ancianos, quienes son las personas más vulnerables en los momentos de pánico.

  1. Busque refugio bajo techo y permanezca allí hasta que el fenómeno cese. Si no encuentra refugio, procure respirar a través de una tela humedecida con agua o vinagre: esto evita el paso de los gases y el polvo volcánico. Además. Proteja sus ojos cerrándolos tanto como le sea posible.
  2. Recuerde que las caídas fuertes de cenizas pueden provocar oscurecimiento total: por lo tanto, no intente conducir vehículos, pues el riego de accidentes aumenta debido a la oscuridad; además el vehículo puede averiarse por el ingreso de ceniza al motor.
  3. Al salir de su casa desconecte la energía eléctrica, corte agua, gas, teléfono  y cierre muy bien su vivienda para evitar  accidentes y saqueos. Si tiene pozo de agua, cúbralo herméticamente.
  4. Tenga especial cuidado en los valles que desciende del volcán porque pueden ser la ruta de nubes ardientes, flujos de lodo, avalanchas e inundaciones, los cuales arrasan lo que encuentra a su paso.

Si usted está afuera

  1. Busque protección desplazándose hacia lugares altos distintos al volcán. No permanezca cerca de ríos ni quebradas.
  2. Antes de cruzar un puente observar la corriente de agua: Si se aproxima lodo  o lava, o está pasando, no cruce el puente y aléjese del lugar hacia zonas más elevadas que las riberas del río.
  3. Lleve una radio consigo y sintonícela para recibir información que le sea útil en la emergencia, esté alerta a las instrucciones que den las autoridades.
  4. Procure no estar cerca de terrenos que hayan sufrido derrumbes.
  5. Mantenga consigo un maletín de primeros auxilios y una linterna en buen estado con pilas nuevas.
  6. Cuando caigan rayos, aléjese de los árboles solitarios, alambradas, tendidos de redes eléctricas y de objetos metálicos.
  7. Si se da cuenta de que un derrumbe está represando el río, informe de inmediato a las autoridades y a sus vecinos. El represamiento de un río también se nota por la disminución considerable de sus aguas abajo del represamiento.
  8. No se sitúe en colinas o montañas que se puedan desplomar.
  9. Si la erupción lo sorprende en su hogar recuerde que el centro de la casa es el lugar más seguro.
  10. Desconecte los electrodomésticos.

¿Qué hacer después de que pasa el peligro?

  1. Permanezca en el sitio seguro hasta cuando las autoridades le informen que ha vuelto la normalidad.
  2. Mantenga en sintonía la radio.
  3. Remueva la ceniza de los techos.
  4. Evite comentarios sin fundamento, pueden causar pánico.
  5. Atienda las recomendaciones de las autoridades.