Garrafas

Recomendaciones a tener en cuenta en el manejo de garrafas y cilindros y consumo de gas licuado

Ubicación de los envases

Las garrafas deben ubicarse en lugares ventilados y alejados de cualquier fuente de calor.

Datos a tener en cuenta para la conexión de envases:

Verifique el buen estado de la manguera flexible y de las abrazaderas.

Controle que las perillas de los artefactos (cocina, estufas, etc.) permanezcan cerradas antes de girar el volante de la válvula del envase.

Compruebe que el regulador se encuentre en buen estado. No intente desarmar o modificar el calibrado del regulador.

Para comprobar si existen pérdidas, controle las conexiones con espuma de jabón o detergente y agua. Si aparece una burbuja, significa que hay una pérdida. En ese caso, verifique y ajuste las conexiones y aplique nuevamente la mezcla espumosa. Si la pérdida continúa, llame a su proveedor o a un técnico especializado en gas.

Recuerde: Nunca verifique la existencia de pérdidas acercando una llama al envase. Antes de abrir la llave de paso de cualquier artefacto, tenga listo un encendedor o fósforo encendido.

El gas licuado es inodoro, se le adiciona un olor característico para que en caso de pérdida lo note rápidamente.

En caso de percibir fuga de gas: 

Prevenga el riesgo del Monoxido de carbono (gas que se produce en los procesos de combustión incompleta).

  • Mantenga una adecuada ventilación de los ambientes.
  • Haga revisar periódicamente, sus artefactos.
  • Cierre inmediatamente la llave de paso.
  • Mantenga los ambientes ventilados.
  • No active llaves de luz.
  • Desconecte la llave general de electricidad, siempre y cuando ésta se encuentre alejada del lugar donde se produjo la fuga de gas.
  • Si el gas fugado se inflamase, cerrar la válvula y extinguir con trapos húmedos.